Cirio de lágrimas

A fuerza de acallar lo que albergué en la boca
mi voz se ha vuelto líquida
y mis versos parecen antorchas de humedad
que se funden y acaban en llamaradas de agua falsa.

A fuerza de leerme mis ojos también se consumen
y se derraman en la sombra,
suspensos en mis córneas
como dos membranas que tiemblan.

Me horroriza esta mecha muerta,
esta candela de luz nula,
este poema sin ardor, este cirio de lágrimas.

 

 

Ale Meza Fourzan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: