Prosa poética: Barca

Soy la barca abandonada, alma sin motor que no va ni viene, mecida a merced del aire y las olas. Me sostengo en la armónica quietud que da a luz nuevas formas de vida: un arrecife ha brotado justo debajo de mi quilla y las cadenas de mi ancla hoy son fuentes de corales.

Soy la barca suspensa entre los días, donde las gaviotas paran ─aferradas a mi proa─ a exterminar su cansancio. Soy por un segundo su paz, su nido.

No bogo con las mareas de la vida. Me he quedado quieta para correr, muerta a medias para poder vivir.

 

Alejandra Meza Fourzán ©

Anuncios

4 comentarios en “Prosa poética: Barca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s